1- Cerraduras electromagnéticas
2- Destrabadores de pestillo eléctricos
3- Cerraduras motorizadas
4- Cerraduras externas de seguridad

1- Cerraduras electro magnéticas:

Estas cerraduras poseen dos características importantes: son totalmente silenciosas y permiten la apertura en caso de emergencia.
Su estructura es básicamente la de un electroimán asociado a una placa que se hermana fuertemente en el cierre.
Esta placa se fija a la puerta, mientras que el cuerpo principal se instala del lado interior de la misma sobre el marco o dintel.
Para su funcionamiento, el control de acceso le provee energía de 12 VCC, lo cual provoca la atracción de la placa fijada en la puerta, resistiendo empujes desde 150 a 500 kg, según el modelo. Para abrir esta cerradura sólo se le deberá quitar el suministro eléctrico. Este funcionamiento le permite ser instalado en áreas donde debe proveerse seguridad de salida, ya que a través de un pulsador de emergencia o tipo golpe de puño se puede liberar el acceso sin necesidad de los elementos de control asociados. Proveen un grado de seguridad medio y deben contar con energía ininterrumpida. La instalación se puede realizar directamente sobre la puerta, o utilizar los herrajes provistos en el caso de puertas de vidrio o con molduras especiales.

2- Destrabadores de pestillo eléctricos:


Este destrabador realiza la apertura de una cerradura estándar liberando el pestillo en forma eléctrica, comandado por los controles de accesos. Es el tipo mas común y económico, ofreciendo un grado de seguridad bajo. Es ideal para instalaciones simples donde se utiliza la cerradura existente. Se instala sobre el marco de la puerta, por lo general embutido; también hay accesorios para montaje aplicado como en el caso de puertas de vidrio.
Los hay de dos tipos de activación:
- Activación con energía:
para la apertura necesita ser energizado y traba la puerta sin necesidad de corriente eléctrica.
- Activación sin energía: para la apertura debe quitarse la energía, ya que la traba la realiza estando energizado. La ventaja de este destrabador es que puede utilizarse para casos de emergencia donde hay que asegurar la apertura sin disponer del resto de la instalación, ya que se le puede quitar la energía con un pulsador de corte de emergencia. Su calidad y costo son mayores.

3- Cerraduras motorizadas:
Estas cerradura
as son las ideales para áreas sensibles donde la seguridad es fundamental. Trabajan como una cerradura de doble perno que traba siempre la puerta al cerrarse, no requiere energía para el cierre y brinda la comodidad de una apertura mediante llave computadas para el caso de emergencia.
La apertura se realiza a través de un micro motor de baja tensión comandado por el control de accesos, con una operación silenciosa y rápida. La instalación se realiza como una cerradura estándar de embutir dentro de la hoja de la puerta, con las medidas de una cerradura común.
Tiene asociado una fuente de alimentación que permite su uso como UPS agregándole una batería pequeña. Además se la puede accionar fácilmente desde un portero eléctrico, un pulsador o una central telefónica ya que posee entradas especialmente diseñadas para facilitar la conexión a estos dispositivos. Para el caso de puertas de vidrio, disponemos de los herrajes necesarios en colores bronce y platil.

4- Cerraduras externas de seguridad:

Las cerraduras externas de seguridad son ideales para utilizar en portones o puertas pesadas. Por su forma física, resisten muy bien la fuerza y la inercia. Se montan directamente sobre el portón y no requieren hacer adaptaciones de ningún tipo para embutirla. En síntesis, se trata de un pestillo grande reforzado que, como dijimos, se adapta a estas aplicaciones más pesadas. En caso de corte de energía, poseen una llave mecánica que permite abrirlas manualmente.

volver